top of page
  • Photo du rédacteurAlison B.

El perdón, la llave del despertar al amor





¿Has oído alguna vez esta frase?


El perdón llega cuando te das cuenta de que no hay nada que perdonar?


Yo Sí, hace 7 años, y me habría llevado 7 años para entender la profundidad de esta frase


Para preparar este artículo fui guiada a investigar un poco en artículos sobre la psicología del perdón, para darme cuenta de que tenemos una concepción completamente distorsionada de éste que nos impide alcanzar el perdón real.


Porque en las etapas definidas por la psicología tradicional, el perdón implica "Reconocer la existencia del perjuicio".


Pero si profundizamos en el significado profundo del perdón. Es el reconocimiento de que lo que vemos es una ilusión que sólo ocurre en nuestra mente.


Nosotros somos el observador, y este mundo cuántico reacciona al punto de vista del observador.


Soy consciente de que empezar este artículo desde este punto de vista es arriesgado, ya que estamos atacando directamente al ego, diciéndole: no, tu mundo y tu creación no son reales.


Sin embargo, esta noción, común a todas las enseñanzas espirituales no duales, se encuentra en muchas tradiciones como el hinduismo, el budismo y el sufismo, que ofrecen al hombre la posibilidad de realizar su verdadera naturaleza a través de la comprensión íntima de que es uno con todo.


En el hinduismo, los textos védicos hablan de la "Maya", un mundo de magia e ilusiones. Es un mundo que queremos creer que es real, un mundo al que queremos volver una y otra vez, un mundo que no queremos perder. Su poder y su principio enmascaran la verdadera naturaleza de lo que somos, Brahman, que es la realidad infinita, omnipresente, omnipotente, incorpórea, impersonal, trascendente e inmanente que es la esencia divina de toda existencia.


Para ir más lejos, el lector debe abrirse a esta posibilidad: ¿y si? ¿Nada de lo que veo es real? ¿Y si este mundo no es más que una ilusión? ¿Y si me hubiera dormido y estuviera simplemente soñando?


Esta mente dormida está soñando que se dividió a sí misma en miles de millones de seres y miles de vidas.

Esto es lo que llamamos el ego : la personalidad individual.

El ego intenta convencernos de que es real, manteniendo la ilusión de la separación,

La visión que tenemos del otro determina nuestra visión de nosotros mismos, ya que el otro no existe, el otro es un reflejo de mi mente dividida.



En la cultura amerindia maya, un rastro de esta verdad aparece en el saludo maya In Lak'Esh, que significa: Yo soy otro tú.



El ego no puede seguir convenciéndonos de que es real si nos alejamos completamente de cualquier creencia en la separación.

Del bien o del mal, y si reconocemos plenamente al otro como a nosotros mismos.

La mecánica del perdón que propone el curso es un acto tan sencillo que al principio parece difícil de concebir.


Pero con la práctica, se convierte en un acto natural y automático.

Podemos entrenar nuestra mente para pensar de otra manera.

Pero esto requiere una voluntad firme con nosotros mismos, porque el ego es astuto y no le gusta mucho que vayamos en contra de su creación.



¿Y si, para salir del sueño, tuviéramos que perdonarnos a nosotros mismos por haber creído en la ilusión?

 

Definición del perdón según El curso de milagros


"El perdón reconoce que lo que pensabas que te había hecho tu hermano no ocurrió. No perdona los pecados para hacerlos realidad. Reconoce que no hubo pecado. Y así, todos tus pecados son perdonados. ¿Qué es el pecado sino una idea falsa sobre el Hijo de Dios? El perdón simplemente ve su falsedad y, por tanto, lo abandona. Lo que entonces queda libre para ocupar su lugar es ahora la Voluntad de Dios.


Un pensamiento que no perdona es un pensamiento que hace un juicio que no cuestionará, aunque no sea cierto. La mente se cierra y no se libera. El pensamiento protege la proyección, apretando las cadenas, para que las distorsiones queden más veladas y oscuras, menos accesibles a la duda y más alejadas de la razón. ¿Qué puede interponerse entre una proyección fija y el objetivo elegido?


El perdón, en cambio, es tranquilo, y tranquilamente no hace nada. No ofende ningún aspecto de la realidad, ni busca convertirla en apariencias que le agraden. Simplemente mira, espera y no juzga. Los que no quieren perdonar deben juzgar, porque deben justificar su falta de perdón. Pero los que desean perdonarse deben aprender a aceptar la verdad tal como es."


Voy a dejar aquí esta definición, pero volveremos a ella un poco más adelante.


Para empezar, creo que es importante contarles cómo, después de 7 años, finalmente entendí lo que era el perdón.


El Curso de Milagros llegó a mi vida hace 4 años. Muchos de los conceptos tratados resonaban con experiencias personales, y me permitieron empezar a ver que todavía había velos entre el amor y yo. Hoy sé que puedo reformular plenamente esta frase: "Todavía había velos entre Dios y yo".


Aquí les invito a sentirse cómodos con la palabra Dios, y a sustituirla por cualquier otro término que les permita leer estas líneas con apertura. Amor, en mi opinión, es perfectamente adecuado.


(Sin embargo, siento que ésta es también una oportunidad para que observemos cómo el ego actúa para separarnos en torno a una palabra que tiene la llave de su desaparición).


Después de un año de estudiar el curso, puedo ver que mi ego se interpuso, quería manipular la materia, había cosas que quería manifestar, así que la respuesta que daba el curso no satisfacía a mi pequeño "yo" que intentaba conseguir lo que creía que no estaba consiguiendo en el sueño.


Ciertas cosas venían regularmente a buscarme, y creo que cuando abrimos este libro azul, dejamos pasar algo que nunca nos abandona. Como dice el curso, este curso es obligatorio, pero tenemos la opción de tomarlo cuando queramos.


Después de pasar unos años dejando de lado esta enseñanza, por fin volví a ella este año.


Finalmente volví a ella este año, por una serie de coincidencias que sería demasiado largo relatar. Pero todo me llamaba a retomar el curso.


Uno de los conceptos importantes del curso es la comunicación con el Espíritu Santo. En realidad es bastante lógico, si simplemente se sacan estas palabras de cualquier dogma religioso.


No significan otra cosa que "tener el Espíritu Santo".


¿Estoy cuerdo o no?

¿Pienso con un Espíritu Santo?

¿Pienso con Amor o sin Amor?

¿Pienso con Dios o sin Dios?

¿Pienso con un Espíritu dividido? ¿O unificado?

 

Como todos los conceptos espirituales, soy consciente de que no tienen valor hasta que se experimentan en sí mismos.


Así que hasta ahora entendía la teoría.

Pero aún me faltaba el Vivir.

Así que pedí

Pedí ver y comprender lo que significaba ver con el Espíritu Santo.

Y también pedí comunicarme con él.

Pide y recibe.


Entonces se me presentó una situación, una oportunidad de perdón. Si te describo esta situación desde mi ego, te diré que me han estafado, robado, engañado, que alguien me ha hecho algo malo.


Pero el estudio del Curso de Milagros me había abierto la conciencia lo suficiente como para mantener la calma ante esta situación.


Y pedí ayuda para perdonar.

Créanme o no...


Lo que vi superó mis expectativas, pero veo que será complicado describirlo en su totalidad.


Porque no pasó nada...


Desde lo más profundo de mi ser algo sucedió, y la realidad pareció disolverse.


El otro no podría haberme hecho daño, porque él es yo ...

Ya que compartimos un mismo espíritu.

Experimentamos egos, divididos.

Pero esto no es la realidad, es un sueño.

Y vi Amor, no había nada más que un amor que se cruzó entre el otro y yo. La situación ilusoria era sólo una proyección de mi mente en la película que llamo mi vida para permitirme ver el amor en todo.


Vi la ilusión del cuerpo al que me enfrentaba y sólo quedó el espíritu.

Si en sueños sueñas que alguien te hace daño,

¿le llamarías al día siguiente para disculparte?

No, porque no ha pasado nada.

Sólo en tu mente, en tu mente dividida, separada...



Entonces, ¿qué significa ver con el Espíritu Santo?

Es ver con Amor

Y vi, me vi

En los ojos de los avatares involucrados

Los reconocí como siendo yo

Y vi todo su amor

Este Espíritu que cruza en nosotros, en todos nosotros, nos trae con Amor las oportunidades de Perdón que necesitamos, para iniciar el viaje de regreso a casa.


Juzgar simplemente nos permite mantener la falsa identidad del ego

Perdonar nos permite deshacerla y volver a la unidad.

No basta con comprender que este mundo es un sueño

Sólo el perdón puede desatar los nudos y conducirnos a la salida


Es tan sencillo que no queremos creerlo,

Si entiendo que todo esto es un sueño

Si entiendo que todo esto está sucediendo en mi mente

Entonces puedo elegir,


Eso es la dualidad,

Y eso es el Libre Albedrío.

Hemos venido a aprender a elegir, a elegir ver Con Amor o Sin Amor. Elegir ver con Dios o sin Dios.


Después de esta experiencia me di cuenta de que había estado en una situación similar cuando empecé a estudiar el curso, pero en ese momento no era consciente de lo que había pasado.


Fue aún más confrontante, en la Película que es la vida de Alison, porque yo había vivido una situación de abuso físico, desde un punto de amor y unidad que me había llevado a dudar de lo que era real o no.


Había experimentado la mirada del Espíritu Santo y la ilusión del ego al mismo tiempo.

Era como si estuviera viendo dos películas diferentes proyectadas en dos pantallas diferentes.

Allí tampoco había pasado nada, sólo había amor, y yo había experimentado las dos versiones de la "realidad" al mismo tiempo.


Las dos coexisten, y puedo elegir entre el amor y el miedo.

Juicio: Algo "malo ha ocurrido".

Perdón: reconocer que todo es una ilusión.


"Los milagros son el resultado natural de nuestras acciones cuando elegimos el amor".

Un curso de milagros


La enseñanza que recibí parecía un milagro, aquí había dos realidades, como dos mundos paralelos distintos y muy reales (por muy real que sea este sueño que llamamos vida).


No tuve que elegir.

En el proceso de Perdón por el que pasé.

Se me aclaró que la situación en la que me encontraba no era más que un holograma para mostrarme el impacto del pensamiento original que creó este mundo.


"El qué pasaría si"


Os dejaré descubrir el libro de Gary Renard, " la desaparicion del universo".

Principalmente la seccion "antes del principio" si quieres entender de que se trata.


Lo que quiero transmitir aquí no es más que un poco de experiencia personal. Puede ser de utilidad para otros en el camino de vuelta al Amor y la unidad.


El holograma que experimenté me permitió ver la culpa, el miedo, el temor de que "papá" se enfadara conmigo, la vergüenza de haber hecho algo estúpido, y la parte de mí que quería esconderse, huir... Igual que Maya intenta esconder a Brahman.


Eso es lo que hizo nuestra mente dividida, huyó y empezó a castigarse a sí misma...


Tomando decisiones que la alejaban cada vez más de Dios... Del amor...


¿Sabes lo que me parece increíble de todo esto? Aquí estoy hablando de la enseñanza del Curso de Milagros, porque así es como finalmente pude comprender.


Pero yo ya había recibido esta enseñanza.

Y desde lo más profundo de mi corazón, quiero darle las gracias a Alberto Varela.

¿Cuántas veces le oí explicarnos que todo es perfecto, que el otro éramos nosotros, que nosotros éramos la causa de todo y no el efecto?


No sé si él mismo lo había recibido todo o si él también había seguido esta enseñanza.

Lo que sí sé hoy es que en el momento en que esta parte de mí que este hombre representaba trascendió, algo sucedió dentro de mí, y él continuó enseñándome.


Y hoy experimento exactamente lo que vi en Alberto en aquel momento en espejo con un miembro de mi equipo.


De hecho, la distorsión es exactamente la misma que la interpretación que hice en su momento cuando Alberto nos dijo que "todo es perfecto".


Lo vi como una excusa para justificar acciones que no me parecían correctas.

Hoy sé que sólo era mi forma de verlo.

Porque Alberto no existía, era la proyección que yo veía en mi mente.

Una mente que en ese momento aún no sabía elegir el amor.


Después de esta profunda conexión con el Perdón, volví a pensar en la persona de mi equipo que me había pedido disculpas por una situación por la que yo sentía que no tenía nada que disculparme, porque al fin y al cabo puedo reprocharle tantas cosas como quiera. Y aquí no es más que dos egos manteniendo una ilusión a través de una escalada de discusiones.


Desde el estado de comprensión en el que he entrado, he decidido simplemente situarme en este espacio de Perdón, y pedirle perdón.

No porque tuviera algo por lo que ser perdonada

Sino para perdonar, porque si veo esta situación es porque mi espíritu no es santo.


Y que aún no veo plenamente esta situación con amor.


Lo que he podido observar es que incluso cuando nos situamos en el perdón, tenemos que separarnos del resultado, porque si nos enfrentamos a una parte del ego, es posible que el ego intente recuperar esta enseñanza.


Para Mantener la separación

"Sí, gracias por reconocer que eras culpable".

El ego busca mantener un culpable

Porque sólo así consigue que sigamos creyendo en sí mismo.


Si admito que el otro no existe, que todo lo que veo soy yo actuando conmigo mismo.

Entonces eso significa la muerte del ego, la muerte de la personalidad. Es muy fácil ver que el ego negará esto con todas sus fuerzas, utilizando cada estratagema, cada pensamiento, cada argumento para no admitir esta realidad.


Ya que todo el punto del ego es hacernos creer que somos culpables

Culpables de querer crear sin Dios

Sin amor

Y de habernos separado de él

Es obvio para mí que esta situación es una nueva oportunidad para el perdón, pero estoy inmensamente agradecido por la oportunidad de observar lo que está sucediendo, sin juzgar, simplemente con la conciencia de que estoy en el proceso de aprender y liberar algo importante.


Si me niego a creer en el cuerpo, en la separación, y aprendo a perdonar la ilusión, entonces comienzo el camino de vuelta al amor y al despertar del sueño.


Por cierto, cuando la espiritualidad de la Nueva Era habla de despertar, hay un malentendido: nuestro ego nos hará creer que hemos despertado. Pero si sigo en un cuerpo separado, es porque sigo dormido en el sueño.


El sueño no es ni bueno ni malo, y podemos beneficiarnos del sueño aprendiendo a perdonar nuestras percepciones erróneas.


El objetivo no es manipular la película, la historia de la vida que llevamos, sino ser capaces de ver cómo se desarrolla la película con una sensación de profunda paz y alegría. Reconocer que nunca hemos estado separados del amor, que siempre estamos bañados por Dios en todo momento.


Cuando empezamos a darnos cuenta de que el sueño desaparecerá cuando nos despertemos, eso conlleva miedo, porque sentimos que implica sacrificar algo.

Esto se debe a que todavía no tenemos ni idea de cómo es la realidad eterna fuera del sueño.

No podemos imaginar lo que significaría tenerlo todo, porque lo somos todo.


Cada vez que decido ver a alguien con amor, con el Espíritu Santo, doy un paso más hacia el regreso a casa.


Las enseñanzas y los mensajes que recibo son de una claridad poco común, algo que vibra en lo más profundo de mi ser y pide ser compartido.

Gran parte del trabajo es interno, íntimo incluso, porque puede que algunas cosas no necesiten ser expresadas. Como cierto perdón que simplemente tiene que hacerse dentro de nosotros.


Otro mensaje que recibí trataba sobre la enseñanza, y veo que para enseñar no hay nada más que practicar, practicar el perdón.

No hay nada más que explicar, todo el material cognitivo ya está a nuestra disposición en este mundo.

Enseñamos a través de la presencia del amor vibrante dentro de nosotros.


Y entiendo que es importante desapegarnos del resultado.

Será imposible hacer comprender a alguien que no está dispuesto a desprenderse de su ego. lo que es el verdadero perdón.

Sólo podemos ofrecernos perdón a nosotros mismos. Porque una vez más, es sólo una parte de mí.


Es un compromiso con uno mismo

Así que continuaré liberándome

Liberando cada parte de mí de la culpa

Perdonando una y otra vez

Este es mi sueño

y en mi sueño yo decido qué voz quiero escuchar

 

Para volver un poco a la verdadera definición del perdón


"El perdón reconoce que lo que pensabas que te hizo tu hermano no ocurrió".

Este mundo es un sueño


"No perdona los pecados para hacerlos reales".

El perdón no admite culpa porque no pasó nada


"Un pensamiento que no perdona es un pensamiento que juzga.

Si no perdono es porque sigo juzgando algo como bueno o malo, así que sigo creyendo que este sueño es real".


Podemos reprogramar nuestras mentes para pensar con Amor

En lugar de pensar con ego, pensar con miedo.

Si escucho la voz correcta

Entonces sólo habrá paz y alegría en mí.

El resto pertenece a la ilusión del ego

Me reconozco como uno con el Amor

Este mundo no es ni bueno ni malo, es sólo un sueño


Para terminar, me gustaría compartir contigo un texto que me acompaña desde hace 7 años. Pero sólo tiene sentido ahora.





El Loco - Osho


El Loco es aquel que continua confiando;


El Tonto es aquel que sigue confiando en contra de toda su experiencia. Le engañas y confía en ti; le vuelves a engañar y confía en ti; le vuelves a engañar y confía en ti. Entonces dirás que es un Loco, que no aprende. Su confianza es inmensa; su confianza es tan pura que nadie puede corromperla. Sé un tonto en el sentido taoísta, en el sentido zen. No intentes crear un muro de conocimiento a tu alrededor. Deja que toda la experiencia llegue a ti, luego suéltala, deshazte de ella. Aclara continuamente tu mente; sigue muriendo al pasado, de modo que permanezcas en el presente, aquí y ahora, como si acabaras de nacer, como si estuvieras naciendo en este mismo momento, como un bebé. Al principio será muy difícil. El mundo se aprovechará de ti..... Déjales. Aunque te engañen, te decepcionen y te roben..., déjalo estar, porque lo que es verdaderamente tuyo no te lo pueden robar; lo que es verdaderamente tuyo no te lo pueden quitar, y cada vez que no dejes que las situaciones te corrompan, esa oportunidad se convertirá en una integración interior. Tu alma se beneficiará.


12/05/2024

Alison Sarah

47 vues0 commentaire

Commentaires


bottom of page